Search
  • Distrópika

Poemas de Xavier Valcárcel



3:06 A.M.


Las pencas de la palma

que es horizonte en la ventana

arrastran inquietas sus sombras

por las paredes del desvelo.


Sonando su fuga

los carros en la avenida

burlan el toque de queda;

igual las turbinas

de los grandes aviones insomnes

que vibran los techos.


La oscuridad ladra y croa y trina y zumba

maullando en celo

mientras mi perra sueña

entre mi cuello y mi escápula.


Mientras tanto el trabajo

el deber, la sangre, las deudas

vuelan con mi cabeza que vuela

a vórtices como murciélago.


A ojos abiertos, inmóvil el resto del cuerpo

intento sin parpadear

pensar en ese todo que no duerme.


¿Una cama

a qué velocidad va a través del universo?


CUANDO EL VACÍO


Entonces despiertas

sobre la orilla del tiempo que ha pasado.

No es una playa la vida, lo sabes

pero tiene de orillas los momentos de calma

donde la contemplación es mar

y el yo un horizonte,

un límite flaco

entre el peso del cielo y la tierra.


Estás ahí

la calma es un pecho que amas

la extensión de un cuerpo que tampoco es la vida

pero te ha dado orillas

dónde mirar un mar cuando el vacío interroga.


Hoy, por ejemplo, ¿qué es?

¿Quién ser, qué habrá

seguirás?


POR SI ACASO


¿Otro cadáver?

Ya no me sorprendo.

Da igual si quemado en el baúl

de un auto que quizás vi ayer

detenido en el tapón del crimen más reciente:

una mujer fue atropellada junto a sus dos hijos

frente a la Sala de emergencias

donde el día antes

llegó una infante con un balazo en la cabeza.


-¿Irse? ¿En qué cabeza cabe?,

pregunta ahora, casualmente, el noticiero.

Lo veo en la mesa

en la que intento descifrar cada mañana

qué trama

en los hilos del humo y en silencio

el hombre con quien duermo.


En él también siempre repaso mis papeles

el lugar en el que vivo, lo que tengo

mi deber de sentir, pertenecer, de conmoverme.

Igual este insistir en ser

humano contra el mar que avanza

entre tanto peligro acorralado.


Aquí no hay nada que comer.

Afuera está nublado.

Debería hacerme de un revólver, por si acaso.

Igual debería dejar dicho

qué quiero que hagan conmigo cuando muera.


Aún es importante, antes que sorprenderse, prepararse.


Hace un rato el noticiero también dijo -lloverá.

Ignora que el país madruga ansioso cada día

inundado de balas.


HABRÁ UN DÍA


Antes de abrir la puerta decir basta

romper el pan del hoy

desde la vulnerabilidad de la lagaña

y no tragar

aunque se haga la lucha en soledad

aunque se sepa

que es importante saber no detenerse

elemental seguir como los años

entre la filosa maquinaria del sistema

no más que código y tuerca,

hambre y ojeras

en deuda

pagando como se crece al olvido:

ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde,

en, entre, hasta, hacia, para, por, según,

sin, so, sobre, tras.


Aunque luego se abra la puerta,

a la convicción de soportar

cada mañana decir basta.


LA VICTORIA


Al mismo tiempo que pido a mi mano

un poema feliz

pienso las veces

que he deseado la muerte

en el último lapso.


Veloz la muerte me anuda la mano

y desvía el antojo.

Pero el poema feliz

como un pez brinca

del mundo angular al aire

para hacerse presente

para que mi mano lo tome

para que lo devuelva al oxígeno

del filtro prendido de las cosas


Desanudado lo tomo

y me aparto a la lluvia;

esa voluntad del día afuera del poema

a la que pertenece igual

mi sombra.


Parado sobre un charco

que refleja una ruina

derroto esta vez con un poema feliz.


CUESTIÓN DE SAL


Es de salitre quedarse

a sobrevivir junto al mar

las ruinas


azotar en ráfagas

contra las mismas cosas

y todavía sonreír.



Xavier Valcárcel de Jesús (Loíza, 1985) Artista visual y escritor. Ha publicado siete poemarios, entre ellos Palo de lluvia (2010), El deber del pan (2013), y Fe de calendario (2016). En 2019, publicó la crónica personal titulada Aterrizar no es regreso. Como escritor, ha participado en diversos festivales y encuentros en y fuera de Puerto Rico. Parte de su trabajo se encuentra compilado en antologías y revistas, y ha sido traducido al inglés, portugués, y alemán. Estos poemas son inéditos.

277 views0 comments

Recent Posts

See All