top of page
Search
  • Writer's pictureDistrópika

POEMAS de Cecilia Pavón
























de 147 poemas con nombre de persona (inédito)



Introducción


Por primera vez en mi vida

tengo la suerte de no tener que trabajar para vivir

es un milagro

no sé cómo pasó…

ahora puedo dedicarle toda mi energía a la poesía

lo primero que haga por la mañana 

será

escribir un poema mientras tome un café

(mentira, sí trabajo, pero en mi mente tengo la

fantasía de que no,

y finjo demencia,

y me siento fuera del capitalismo

me considero desapegada de mi biografía

–una persona de clase media 

con un hijo adolescente a cargo–

y mi cuerpo, mi mente y mi corazón

se convencen de que no necesito

trabajar para vivir, 

y todo el dia,

puedo dedicarme a la poesía.



 


Les acabo de mandar a mis alumnos del taller la obra reunida de Mario Bellatin

pesa 8 megabytes

pensar que se lo pasó escribiendo toda su vida

horas y horas frente a la computadora

quizás incluso tomó drogas

con el fin de que en su mente aparecieran historias locas 

para poder escribirlas

y ser un escritor original

y ahora todo eso entra en un solo mail

que dice

les envío la obra completa de Mario Bellatin

lean las primeras treinta páginas

No sé si alguien leerá las otras 654

pero igual…

a mí me impresiona

que tantas páginas entren en tan poco espacio

por eso quiero escribir poemas muy cortos

cortísimos

donde lo que importe

no sea el poema en sí

sino la fantasía que el poema tiene

sobre el mundo que lo rodea

es decir lo que el poema 

puede hacer con el tiempo y el espacio

de quien lo esté leyendo



 


Ayer iba en el subte y pensé

ay no 

no quiero escribir otro libro

donde todo el tiempo

la poeta se pregunte qué es la poesía

quiero escribir un libro sobre

el dinero que la poesía puede

generar para mí:

si finjo demencia

y me siento una diosa terrenal

el dinero va a venir a mí

de manera mágica

sentirse una diosa en la tierra

es la mejor forma de ser poeta…

voy a ser como Perseo

que fue arrojado por su abuelo

al mar en un cofre de madera

y no se ahogó

por su levedad…

Mentira, ayer no iba en el subte y pensé eso,

iba en el subte y pensé en escribir un poema

muy breve sobre la felicidad de viajar

de irse lo más lejos posible

juntar toda la plata que te quede y tomar un avión

irte

lejos, lejos, lejos, lejísimo

de aquí.



 


Serum


Yo sé que nunca voy a ganar un premio

porque para mí la poesía es algo ligero, casi invisible

como un serum marca Loreal

que me pongo todas las noches en el rostro

combate las arrugas profundas en dos semanas

dice la caja 

de un lado en castellano y del otro en portugués

y no sé si será verdad

o quizás sea verdad en otro plano

quizás sea verdad en el plano de las promesas incumplidas

por el marketing

que no es una realidad igual a la realidad de este fantástico día de sol

en Buenos Aires

pero de todas formas es una realidad

¿y los deseos, las ideas y el amor de los poemas en que plano de qué realidad existen?


           ¿el amor que te da un poema en qué plano existe?



 


voy a escribir este libro de poemas rapidísimo

voy a terminarlo y mandarlo a alguna editorial de poesía

para que lo publiquen lo antes que puedan

voy a escribir escribir y escribir

teclear  teclear  teclear

con fuerza

como si fuese una antigua máquina olivetti

la poesía también es esa felicidad de cada golpecito en cada tecla

es un sonido rítmico y hermoso

un baile con el aire

Y cuando lo publiquen voy a escribir de la misma forma

otro libro 

y otro 

y otro.



 

Cecilia Pavón nació en Mendoza (Argentina) en 1973 y reside en Buenos Aires desde la década de 1990, donde se licenció en Letras por la Universidad de Buenos Aires. Escritora, editora y traductora, en 1999 fundó con Fernanda Laguna la galería de arte y editorial Belleza y Felicidad. Publicó los libros de cuentos Los sueños no tienen copyright (Blatt & Ríos, 2010, 2022), Once Sur. (Blatt & Ríos, 2013, Mansalva 2018), Pequeño recuento sobre mis faltas (Overol, 2015) y Todos los cuadros que tiré (Eterna Cadencia, 2020); y los libros de poemas: Diario de una persona inventada (Blatt y Ríos, 2023) 27 poemas con nombre de persona (Triana, 2010), Un hotel con mi nombre (Mansalva, 2012), Querido libro (Neutrinos, 2018) y La libertad de los bares (Mansalva, 2020), entre otros. Su obra ha sido traducida al inglés: Little Joy: selected stories (Semiotexte, 2020); A Hotel with my Name y Nine Ways to Cry (Scrambler books, 2023); Licorice Candies (Scrambler Books, 2015) y al francés "Bon bons a l'anis (Varichon & Cie, 2023). En 2020 fundó Microcentro, un espacio dedicado a la experimentación poética a través de talleres y lecturas.

30 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page