top of page
Search
  • Writer's pictureDistrópika

Poemas de Eduardo Padilla





















RENARD SE AFEITA EN SILENCIO


La poesía

que admiras

es como un cerdito engrasado que

no se deja atrapar.


El último lugar

donde quiere estar

es en tus brazos.


No obstante, se mantiene cerca.


Claramente es feliz

en su corral.


Nunca lo atraparás

saltando la valla.


Y mira, se acerca

cuando ya casi te dabas por vencido.


Es casi como si supiera.

Es casi como si estuviera

jugando contigo.


Encantador cerdito que fluye lejos de ti

cuando lo tocas.


Encantador cerdito

relámpago.


En cambio, aquel otro cerdo

sin gracia,

ese que solo está ahí

tirado

en su inmundicia...

Ese cerdo es

la poesía

que te aburre

o desprecias

pero que nunca

señalas con el dedo

porque opinas

que la elegancia

y el misterio

te quitan kilos

y te hacen ver más alto.

 

I'M IN A BAD SHAPE AND I CAN'T FIND MY KEYS


Jameson used to report in horror about the ways that capitalism had seeped into the very unconscious...

Mark Fisher

Pongo la tele mientras duermo

y escucho la historia del piloto

que usa drogas para recordar

a qué saben

las babas de la enfermera

que lo curó de su

temor a los drones

que matan infractores

desde la comodidad

de un sillón ergonómico.


“… se viene encima una evaluación

y no sé qué hacer,

mi mano

no responde...”


El piloto

pide comprensión.


Se abre la cortina

y sale un representante

de la clínica que cura

la impotencia

y patrocina nuestro programa.

Le da un abrazo paternal, le

enjuga las lágrimas

con un pañuelo bordado.


La escena se disuelve y

de la oscuridad emerge

la clínica

como un asesino enguantado

masajeando los hombros de

una pianista.


Los folletines

que aclaran tus dudas

sobre la disfunción eréctil

se abren como

flores

en la cresta de una ola

de estupros.



 


FETO BUDISTA


Seré el que era, cuando muera.

Fui el que vendrá, tra-lalá.

Soy el que duerme en la pelusa,

el que hoy observa en forma obtusa.

No tengo edad, otredad.


Mejor me abstengo.

No quiero

escalar el Ixtlasiwato.

En mi alcoba tengo lo necesario

para que un nene nonato

flote barato.


Asar pescado

es muy caro.

Mejor azar afuera,

flotando

en salmuera.


Mi patria es el ocaso,

acaso.

Casi casi

no heredo casa.


Soy objeto de la suerte,

de la buena suerte

de nunca

haber nacido.


 

¿ES HONESTO, UN HIPNOTISTA?


Bernays baja

por Coppelius

haciendo sonar la madera

de sus tacones

en el empedrado.

Sus pasos se ajustan

a los faroles

que bailan como ahorcados

bajo una lluvia

métrica

que ayuda al mundo

a olvidar

lo que apenas

había recordado.


Bernays

atraviesa el parque

y da vuelta en

Spallanzani.

Juega con

la cadenita de oro

que antes colgaba

de sus lentes.

«¿Lentes espirales?

No hablará usted en serio.»

«Bernays habla

siempre en serio»

piensa Bernays

mientras repite

su propio nombre

bajo el dosel negro

del cielo

y cuenta todas las espirales

que hay camino

a la vitrina donde tienen aquel

maniquí sin brazos

que tanto le gusta.


 

LA SOMBRA DE BERNAYS TE OFRECE UN CIGARRO


Requería de otra oreja,

así que me creció otra oreja.

Norman Lear

Cuando truene los dedos

despertarás como nuevo.


En la bodega de la esquina

los caballos de tiovivo

correrán por las planicies

que serán verdes y no negras

y estarán

llenas de indios.


En el museo de cera

la urraca que se estrelló

contra el cristal

de Madame Blavatski

recobrará el sentido.


En el vagón del tren

que te lleva a la muerte

la canción del zoológico

ya no será el tema

que el algoritmo escoge

al azar

para ilustrar tu castigo

frente a los otros niños.


 

Eduardo Padilla (Vancouver, 1976) es autor de Zimbabwe (El Billar de Lucrecia),

Minoica (escrito en colaboración con Ángel Ortuño, publicado por Bonobos),

Mausoleo y áreas colindantes (La Rana), Blitz (filodecaballos), Un gran accidente

(Bongo/3pies), Hotel Hastings (Cinosargo) y la antología Paladines de la Auto-

Asfixia Erótica (Bongo Books). Su libro más reciente es Zwicky (Cinosargo).

269 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentários


bottom of page